¿Qué es la norma contable NIIF 16, sobre el alquiler?

Esta ley modifica el sistema de contabilidad que existía hasta ahora para los arrendamientos. Anteriormente, una empresa que tenía un contrato de alquiler determinado, contabilizaba su gasto en la cuenta de resultados, de tal manera que la cuota del arrendamiento suponía sencillamente minorar el beneficio reflejado en dicha cuenta a través de un gasto operativo.
Con la entrada en vigor de la NIIF16 (normas internacionales financieras de contabilidad), el contrato de alquiler debe verse reflejado en su totalidad en el balance. Un contrato de alquiler de varios años ya no se imputa en la cuenta de resultados directamente, sino que debería estar recogido en el activo, el derecho de uso del bien arrendado y en el pasivo el valor presente de todos los pagos comprometidos en el contrato, durante la vigencia del mismo como una compra de activos financiada. Anualmente en la cuenta de resultados se cargará la amortización correspondiente al derecho y a la carga financiera. La primera implicación es evidente: las empresas que apliquen la norma van a estar mucho más endeudadas. Se trata, en definitiva, de aportar más información y transparencia.
Entró en vigor en 2019 y trae consigo cambios que no solo afectan el área contable. De hecho, sus implicaciones en las empresas abarcan ámbitos como el financiero, el inmobiliario, el jurídico, el fiscal
¿Afectará a mi empresa?
En principio no es una ley que vaya a afectar a todas las empresas. Únicamente es obligatorio para aquellas compañías que presentan los estados financieros bajo estos estándares internacionales, grandes grupos multinacionales. Asimismo quedan fuera de la norma, los contratos de arrendamiento inferiores a 12 meses, o aquellos cuyo importe sea inferior a los 5.000 dólares.
Aunque se está estudiando una modificación del Plan General Contable Español, estos cambios podrían dirigirse a seguir criterios de homogeneización con los estándares internacionales unificando la contabilidad en distintos países. Pero por el momento no parece que se vaya a producir una transposición de esta norma al plan contable español dadas las dificultades de asumir los costes de implementación por parte de las pymes. Se calcula que las empresas sufrirían un incremento del entorno del 15% en su endeudamiento reflejado con las nuevas normas contable.
FUENTE: ADADE CENTRAL
*Para recibir más información, suscribase gratuitamente al boletín de noticias de ADADE/E-CONSULTING