Luz verde al nuevo marco común para asegurar salarios mínimos en la UE

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado el acuerdo alcanzado entre los negociadores de las instituciones de la UE para crear un marco común que garantice el salario mínimo digno

El objetivo de este marco común es mejorar la prosperidad y la cohesión social, pero no incluye el establecimiento de un umbral mínimo común para los Veintisiete.


A partir de estas nuevas reglas, cada gobierno deberá evaluar si el salario mínimo de en su país es suficiente para garantizar un nivel de vida adecuado, en función de criterios socioeconómicos, del poder adquisitivo, o del desarrollo de los niveles de productividad a nivel nacional.

No obstante, los países de la Unión Europea donde el salario mínimo esté protegido a nivel de convenios colectivos, no necesitan introducir ni hacer que tales convenios sean de aplicación universal.

Aún así, los Estados miembro deberán fortalecer las negociaciones sectoriales e intersectoriales con el fin de proteger a los trabajadores y garantizarles el salario mínimo. En aquellos países de la Unión Europea donde los convenios colectivos cubran menos del 80% de la plantilla, deberán desarrollar y publicar un plan de acción para ampliar esa cobertura, e implicar a agentes sociales e informar a la Comisión Europea de las medidas adoptadas.

En cualquier caso, el establecimiento y fijación del salario mínimo seguirá siendo una competencia de los Estados miembro, que deberán asegurarse de que los trabajadores tengan una vida digna, teniendo en cuenta siempre el coste de la vida y el nivel general de los salarios.

Las autoridades, al momento de evaluar si los salarios mínimos legales vigentes son adecuados, podrán partir de la cesta de bienes y servicios a precios reales, o bien del 60% de la mediana salarial bruta y el 50% del salario medio bruto.

Adicionalmente, los gobiernos de cada Estado miembro deberán establecer un sistema para garantizar el cumplimiento de las nuevas reglas y abordar problemas con el abuso de subcontratistas, los falsos autónomos, las horas extra no declaradas, o el aumento de la carga del trabajo.

Finalmente, este sistema deberá incluir medidas fiables de seguimiento, y controles e inspecciones sobre el terreno, de acuerdo a la nueva normativa.

Sobre la luz verde en el Pleno del Parlamento Europeo, la norma se ha aprobado con 505 votos a favor, 92 en contra y 44 abstenciones. Con ello, a partir de la publicación de la directiva en el Diario Oficial de la UE, los Veintisiete dispondrán de un plazo de dos años para trasladar el nuevo marco legal a su legislación.



FUENTE ADADE CENTRAL