Los economistas avisan: España, líder mundial en el crecimiento de insolvencias, que afectan especialmente a autónomos y microempresas

Este año, el aumento respecto a 2019 ha sido del 24%, y se espera que en 2022 llegue al 26%

Cuando la pandemia de la Covid-19 empezó a dar tregua, y las restricciones fueron despareciendo, muchos pensaron que el camino hacia la recuperación económica sería más fácil de lo que está resultando ser. Así lo defiende el Consejo General de Economistas (CGE), que ha presentado esta mañana su “Atlas Concursal 2021?, elaborado por el Registro de Economistas Forenses (REFOR), y en el que se apunta lo siguiente: “Al levantar las restricciones se esperaba una recuperación rápida hasta volver a los niveles previos al primer trimestre de 2020, salvando de forma efectiva a miles de empresas y empleos ‘congelados’ durante varios trimestres. Sin embargo, esta dinámica está resultando “decepcionante” en economías como la española, la cual aún está un 5% por debajo del nivel de marzo de 2020?.

A esta afirmación le acompañan datos preocupantes sobre el incremento de insolvencias que se están produciendo en España, y es que este año, y respecto a 2019, se prevé un aumento del 24%. De cara al año 2022, las previsiones no son mejores, y se podría llegar al 26%. Según REFOR, para afrontar esta problemática, es fundamental “potenciar mecanismos que agilicen la salida de la insolvencia para autónomos y microempresas, que son quienes ostentan el mayor peso concursal en el país”. En el apartado de conclusiones del informe, se apunta lo siguiente: “Al igual que al propio PIB, la síntesis de indicadores adelantados no ha recuperado los niveles previos a marzo de 2020, con un comportamiento que anticipa que la recuperación económica va a continuar, pero a un ritmo menor del esperado, por detrás de la Eurozona y alargando por más tiempo el riesgo de que al ‘descongelar’ empresas, muchas de ellas no puedan tener los fondos suficientes para sobrevivir”.

Los datos de 2020 fueron algo mejores, debido probablemente a las moratorias concursales y a las ayudas que se concedieron para que las empresas resistieran ante la pandemia. Las principales economías europeas mostraron un descenso generalizado en el número de solvencias respecto a 2019: Alemania experimentó un descenso del 9%, Francia del 36%, Reino Unido del 28%, Italia del 33%, Portugal del 12% y España del 3,3%. Ahora, con los peores momentos de la Covid-19 cada vez más lejos, los datos empiezan a ser distintos. Hasta el tercer trimestre de 2021, el número de concursos de acreedores se incrementó respecto del mismo intervalo de 2020, de 3.131 a 3.169. El mayor incremento lo sufrieron los autónomos, que alcanzaron los 1.446, frente a los 398 de 2020, y los 326 de 2019. También aumentaron los concursos de personas físicas, un 8% más que el año pasado, y un 33% más que en 2019.

El presidente del CGE, Valentín Pich, y el de REFOR, Juan Carlos Robles, han coincidido en que es momento de recurrir a mecanismos de reestructuración, que van a ser impulsados con la Ley de Reforma Concursal, para tratar de reflotar empresas y evitar que acaben en liquidación. Valentín Pich ha querido destacar a su vez que la correlación histórica entre el ciclo económico y los concursos de acreedores “se ha roto”, a causa de las medidas extraordinarias que tuvieron que ponerse en marcha para hacer frente a la pandemia, como son los ERTE, los créditos ICO u otras medidas fiscales. Para que esta situación inédita se pueda sostener, Pitch ha defendido que el crecimiento de la economía española tiene que continuar y hacerlo de forma robusta, para que así, cuando se acaben las medidas extraordinarias, las empresas continúen trabajando con normalidad. Unas medidas, por cierto, que ha totalizado 20 puntos de PIB en año y medio, según se recoge en el informe.


FUENTE: LA RAZÓN