Garamendi avisa: «No aceptaremos subidas salariales del 5%»

Las empresas dan portazo a la peticiones sindicales y tampoco aceptarán extender las cláusulas de revisión salarial

La patronal pide una rebaja de cotizaciones y defiende un escenario de moderación salarial con alzas de sueldos máximas del 2,5%

Las empresas no aceptarán las subida salarial del 5% que defienden los sindicatos. «No es razonable», ha dicho el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi en la cadena COPE, que ha fijado el 30 de marzo para alcanzar un acuerdo. Con este planteamiento ha acudido la organización empresarial a la reunión que desde esta mañana mantienen con los sindicatos, que darán la batalla para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo y para extender las cláusulas de revisión salarial en los convenios, petición que rechaza la CEOE. Su propuesta de subida de sueldos se mueve entre el 2 y el 2,5%, según las fuentes consuladas por ABC, que reclaman una rebaja de cotizaciones al Gobierno para facilitar el alza de los salarios.

El escenario en el que se va a mover esta negociación es el de un contexto de fuertes tensiones inflacionistas que se agravará por la guerra, y que ha disparado los precios hasta el 7,4% en febrero, cinco veces más de lo que están creciendo los sueldos pactados en convenio. Con este telón de fondo, empresarios y sindicatos han comenzado a negociar el V Acuerdo interconfederal de Negociación Colectiva (conocido como ANC), en el que incluirán las directrices que deberían regir los convenios colectivos en los próximos dos o tres años. Y lo harán después de que el presidente del Gobierno reclamara un gran pacto salarial para afrontar los efectos de la guerra.

Desde la filas sindicales se insiste en que los trabajadores no pueden seguir perdiendo poder adquisitivo, pero desde las empresariales se argumenta también que las empresas están perdiendo competitividad. «La clave en la negociación del nuevo ANC debería ser cómo mejorar la competitividad de nuestras empresas, porque esa es la manera de garantizar en el tiempo tanto salarios más altos como mayores niveles de contratación. Es decir, a todos nos gustaría poder ofrecer salarios más altos pero es importante establecer a cambio de qué herramientas de productividad de las empresas», asegura Francisco Aranda, portavoz de CEIM y presidente de UNO. Los empresarios piden prudencia, teniendo en cuenta el contexto económico, previsiblememente agravado por la guerra, para no contribuir a las tensiones inflacionistas y para evitar los efectos de la segunda ronda.

Más costes para las empresas

La CEOE recuerda que el tejido productivo está muy castigado por la pandemia y por el alza de costes. En el último medio año ha subido un 0,6% las cotizaciones para financiar el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) de la Seguridad Social y desde el pasado enero el salario mínimo está fijado en 1.000 euros para dos millones de trabajadores. \»¿El presidente nos pide ahora un pacto de rentas cuando ha subido un 0,6% las cotizaciones y el salario mínimo sin acuerdo con los empresarios?\», se quejan los empresarios.

Desde el ámbito académico se reclama también cautela con las alzas salariales para evitar los denominados efectos de la segunda ronda. Tesis que parece haber asumido Pedro Sánchez, que ayer recomendó un pacto de rentas, tesis también defendida por el sindicato que dirige Unai Sordo. La reacción de las empresas a la petición de Sánchez es clara: \»si baja las cotizaciones sociales facilitará la subida de los sueldos\».

FUENTE: ABC