El Supremo revisará la decisión sobre quién debe pagar el impuesto sobre las hipotecas

El alto tribunal lo avocará a un Pleno compuesto por más de treinta magistrados. El Supremo revisará la decisión sobre quién debe pagar el impuesto sobre las hipotecas.
El Tribunal Supremo revisará su decisión de que sean los bancos quienes paguen el impuesto de actos jurídicos documentados de las hipotecas anunciada este jueves. La instancia ha hecho público un comunicado un día después, amagando con una marcha atrás, en el que explica que avocará a un Pleno, compuesto por más de treinta magistrados en comparación a los seis de la sentencia de ayer, el primer caso que les llegue relativo al sujeto pasivo, es decir, a quién corresponde pagar el tributo en cuestión. Así, definirá si mantiene o revoca su decisión.
Lo hace, según explica en una nota el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal, Luis María Díez-Picazo, por tratarse de un “giro radical” en la jurisprudencia y habida cuenta de “su enorme repercusión económica y social” a fin de decidir si dicho giro jurisprudencial “debe ser o no confirmado”. Por ello, se dejan sin efecto todos los señalamientos sobre recursos de casación pendientes con un objeto similar.
Marcha atrás
El impuesto de actos jurídicos documentados es el más elevado de los que se afrontan a la hora de la constitución del crédito, oscilando entre el 0,4% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria en función de las autonomías, ya que es de tipo autonómico. Según las asociaciones de consumidores hay hasta ocho millones de afectados que pueden reclamar unos 3.000 euros de media.
La sentencia de este jueves arrojaba dudas sobre elementos clave como la retroactividad o a quién hay que reclamar, si a las entidades bancarias o a Hacienda. Esto ha provocado diversidad de criterios entre asociaciones, despachos y entidades.
La noticia conocida este viernes ha tomado por sorpresa a las asociaciones de consumidores. Desde Asufin se muestran “perplejos” y rechazan que el Supremo “haga política económica”.
El golpe a la banca
La agencia Moody’s apuntaba en un informe este jueves que el golpe que podría afrontar la banca ascendería a 4.000 millones de euros como mínimo. En todo caso, el mazazo judicial se dejó notar en los mercados: los bancos del Ibex 35 se dejaron 56.300 millones de euros en una jornada. Las entidades seguían perdiendo terreno este viernes, si bien después de conocerse que se revisará la sentencia ganaban terreno e incluso cotizaban en positivo.
FUENTE: LA VANGUARDIA