“Nuestra política es la de contratar y promocionar por cualidades, conocimientos, habilidades y méritos”

Anna C. Calduch Skopalik, abogada, economista, secretaria General del Grupo ADADE y presidenta de E-Consulting Global Group

Anna C. Calduch Skopalik es abogada, economista, secretaria General del Grupo ADADE y presidenta de E-Consulting Global Group. Desde LegalToday hemos querido hablar con ella en esta entrevista, donde le tomamos el pulso a la actualidad.


Hemos atravesado una etapa llena de incertidumbre por culpa de la pandemia. ¿Cómo se ha enfrentado profesionalmente a este desafío?

La verdad es que, debido a que llevamos bastante tiempo trabajando en cloud computing, y también debido a nuestra política de conciliación de la vida laboral y familiar, no nos fue muy difícil adaptarnos al confinamiento y posteriores normativas que se han ido estableciendo en cada momento.

El hecho de que dicho confinamiento fuera general favoreció la comprensión, por parte de nuestros clientes menos adaptados a un entorno digitalizado, de la necesidad imperiosa del uso de las herramientas TIC’s. También el hecho de que fuéramos considerados profesión “esencial”, facilitó nuestros desplazamientos en aquellos casos en los que era necesario.

Obviamente, hubo que tomar decisiones rápidas en muchos aspectos, como reforzar los departamentos laborales, por causa de los ERTES, estar muy atentos a los cambios normativos (normalmente aparecidos en el BOE en fines de semana y el día antes de su entrada en vigor) para asesorar a nuestros clientes, y todo ello en un entorno de mucha incertidumbre. Afortunadamente, nuestra pertenencia a AESAE, miembro de la Junta Directiva de CEOE, nos permitió disponer de los borradores de los Decretos y demás normativa que iba saliendo, con una cierta anticipación (a veces de un solo día) a su publicación en el BOE, lo que facilitó la puesta en común de nuestros profesionales, a través de nuestra intranet corporativa, para poder asesorar a nuestros clientes con la calidad adecuada.


¿Han surgido, de la mano de la crisis de la COVID-19, nuevas oportunidades de negocio?

El símbolo chino que representa la “crisis” está compuesto por dos pictogramas. El primero significa “amenaza” y el segundo significa “oportunidad”.  Ello nos muestra claramente que una crisis está compuesta por estos dos elementos y que, en todo cambio, derivado de las amenazas que conlleva, siempre surgen oportunidades, para quien sepa verlas y consiga llegar a ellas. En esta crisis no iba a ser diferente y en nuestra empresa esperamos poder aprovecharlas y en ello estamos trabajando.


¿Los despachos que pongan el foco en aspectos como el Compliance, la Protección de Datos o la RSC serán los que se lleven el gato al agua?

Esta es una pregunta interesante. Actualmente nos estamos enfocando mucho en aspectos como la transversalidad, la resiliencia, la multiculturalidad, la reinvención, la gestión y retención del talento y tantos otros conceptos, y nos olvidamos de lo que tenemos enfrente.

Nuestros contables no seguirán siendo más contables, porque con la digitalización se nos va también Fray Luca Bartolomeo de Pacioli. Igualmente, nuestros departamentos laborales y fiscales verán caer su trabajo en una parte importante, al igual que mucho del trabajo de nuestros departamentos jurídicos, de auditoría, etc.

Por el contrario, otros trabajos hoy menos extendidos, como el Compliance, la LOPD, la PBC, los EINF, los Planes de Igualdad, etc. serán los de mayor crecimiento. Habría que ir pensando en cómo vamos a realizar la adaptación de nuestro personal a todo ello, si queremos ser una empresa socialmente responsable.


¿Qué planificación van a realizar de cara al ejercicio 2022?

En realidad, tenemos la revisión de la auditoria de calidad en noviembre de cada año y es para dicha fecha cuando nos ponemos la mayor parte de deberes, respecto de lo objetivos para el siguiente año.

Para mí el 2022 debe ser el año en que reduzcamos ostensiblemente el número de impresoras, reformulemos nuestro sistema de control de calidad y consigamos un alto grado de digitalización y utilización de las TIC’s por parte de nuestros clientes y en su relación con nosotros. Todo ello dentro de nuestras políticas de crecimiento sostenido, de formación permanente y de mejora continua de la calidad de nuestros servicios.


Usted cuenta con un CV envidiable: abogada, economista, secretaria General del Grupo ADADE y presidenta de E-Consulting Global Group. ¿De qué manera conjuga todas estas tareas?

No siempre es fácil, pero solo hay un secreto: que te guste lo que haces, lo que te permite trabajar mucho y muy intensamente, sin caer ni en el desánimo, ni en la mediocridad.

En realidad, en nuestro sector siempre empiezas como profesional y nunca dejas de serlo, aunque te encamines hacia las tareas de gestión del negocio. Esta es una dicotomía complicada, por cuanto mantenerte al día como profesional exige mucha formación continua y las tareas de dirección no te dejan el tiempo necesario para ello. Llega un momento en que tienes que decidir y creo que yo ya empiezo a estar en ese momento. Lo que tengo claro es que es difícil llegar a ser un buen directivo, si no se ha pasado una etapa importante como profesional.


Cuando se teclea su nombre en Google, uno se encuentra con: “Piensa que la capacidad de adaptación a los cambios y su inteligencia emocional hace que las mujeres aporten a las empresas un incremento de productividad importante y fomenten los aspectos saludables y sostenibles de las mismas”. ¿Están la mujer donde le corresponde en el ámbito profesional o aún hay que golpear algunos techos de cristal en pro de la igualdad?

Por supuesto que no. No hay más que ver las estadísticas al respecto para constatar que las mujeres no están aún donde se merecen, en el ámbito profesional.

También es escandaloso que en las empresas de un cierto tamaño (en casi todas, públicas y privadas) no se cumpla, en sus Consejos de Administración, la normativa actualmente en vigor al respecto, sin que aquí pase nada.

Creo que las nuevas generaciones (ellas y ellos) ya han iniciado los cambios de mentalidad y de puesta en práctica que las normas no están acabando de conseguir y, por lo tanto, soy optimista al respecto. 

También he de decir que aplicar la normativa de igualdad en nuestra organización nos supondría fomentar que las nuevas incorporaciones sean hombres, puesto que actualmente somos mayoría las mujeres e incluso tenemos algunos despachos, como el de Mallorca, donde la totalidad de los profesionales son mujeres.

Nuestra política es la de contratar y promocionar por cualidades, conocimientos, habilidades y méritos y en nuestra organización no discriminamos por razón de sexo. El poco techo de cristal que aún existe, como consecuencia de hábitos y mentalidades antiguas, espero y deseo que en breve desaparezca definitivamente, con los procesos en marcha y las acciones que estamos llevando a cabo.


Como buena conocedora de las TIC’s, ¿qué importancia da a la transformación digital?

Una importancia extraordinaria que me preocupa mucho, sobre desde el punto de vista social, por el volumen de analfabetos digitales que está dejando y va a dejar atrás. Es algo en lo que se tendrían que poner más medios públicos, para que esta desventaja, de muchos de nuestros mayores, tuviera sus elementos de soporte que les facilitaran la vida, en un entorno como el que se les está viendo encima.

Desde la perspectiva profesional lo veo como una oportunidad. Por poner un ejemplo, no veo que nuestras relaciones con la AEAT sean más como las actuales, cuando dispongan de todos los datos digitalizados de empresas y ciudadanos, a través de sus propias declaraciones y de la información bancaria, de compañías de seguros, etc.

¿Para qué necesita la Inspección de Hacienda mis facturas recibidas, si tiene las emitidas de mis proveedores y todos los cobros/pagos que yo pueda realizar? No tiene ningún sentido. Igualmente sucederá, con la Seguridad Social y con otras Administraciones Públicas que ahora nos dan tanto trabajo y quebraderos de cabeza. También los Sistemas de Control Interno de las empresas cambiarán completamente.

Entonces, el énfasis hay que ponerlo en las áreas y actividades con futuro, teniendo en cuenta una digitalización total, con unos procesos y hábitos muy diferentes a los actuales.  Y es ahí, pienso, donde está la oportunidad, para los que sepan verlo y aprovecharlo.

Por otro lado, en relación con este tema, vamos a ver qué sucede con los FONDOS NEXT GENERATION. Pienso que es un buen momento para aprovecharlo, cambiando muchos procesos internos y para adaptarnos, adelantándonos a lo que está por venir. Espero y deseo que no pase como siempre, es decir, que sea negocio de unos cuantos, y se puedan beneficiar de dichos fondos sobre todo las pequeñas empresas, microempresas y autónomos que son quienes realmente más lo necesitan.


FUENTE: LEGAL TODAY