Recomendaciones para afrontar los riesgos psicosociales del teletrabajo por Covid-19

El Instituto Nacional de Salud y Seguridad en el Trabajo (INSST) ha publicado un documento para la prevención de riesgos psicosociales y trabajo a distancia por COVID-19 con una serie de recomendaciones para el empleador ante la situación de emergencia sanitaria y el nuevo escenario que supone para muchos el teletrabajo

I.- Recomendaciones previas para la empresa

De manera previa, se recomienda:

     Familiarizarse con los problemas que puede generar el covid-19 (aquí).

     Empatizar con las personas trabajadoras en esta situación de adversidad.

     Proteger, en la medida de lo posible, del miedo y la incertidumbre del trabajo.

     Comunicación con las personas trabajadoras y mantener una información actualizada y precisa.

     Impedir que se estigmatice a las personas trabajadoras que se vean afectados por el Covid-19: no tienen ninguna culpa

II.- Recomendaciones para la organización del trabajo

Para la organización del trabajo el Instituto recomienda a los empleadores:

     Facilitar que los trabajadores sigan las instrucciones, según las restricciones exigidas en cada momento, por parte de las autoridades competentes

     Establecer canales de comunicación individualizados y/o de grupo a través de herramientas digitales: correo electrónico, redes sociales, videoconferencia, teléfono…

     Establecer y dar a conocer de manera clara los nuevos procedimientos de trabajo, fijando objetivos y plazos razonables.

     Establecer un horario de disponibilidad para empleador y trabajadores, teniendo en cuenta que trabajar en casa no significa tener que estar disponible las 24 horas.

     Establecer un programa de contacto profesional y personal con los trabajadores cada varios días

     Permanecer siempre a disposición para resolver cualquier problema, duda o inquietud.

     Proporcionarles «feedback» regular de su trabajo.

     Directores, coordinadores, mandos intermedios, son recursos fundamentales a los que se debe mucha atención porque son quienes organizan trabajo, lo asignan, detectan necesidades y contactan con los trabajadores.

     Garantizar una carga de trabajo equilibrada a cada empleado y asignar de forma concreta las tareas y cometidos.

     Proporcionar algún sistema de contacto para que los trabajadores puedan relacionarse fácilmente entre ellos.

III.- Recomendaciones para la comunicación e información a los trabajadores

Es muy importante mantener informados a los trabajadores y responder con claridad y sinceridad a cualquier duda que tengan sobre las siguientes cuestiones:

     Cambios que se van a producir en la empresa.

     Es una buena oportunidad para pedirles opinión.

     Qué procedimientos de trabajo se mantienen y cuáles son las modificaciones sobre la forma habitual de trabajo.

     El plan y el calendario de contactos telefónicos, chats, videollamadas…

     De la situación global de la empresa (nuevos horarios, turnos de trabajo, teléfonos de asistencia, servicios prestados, etc.)

     Del proceder de la empresa en relación con la situación contractual de los trabajadores.

     De las recomendaciones que establezcan las instituciones oficiales.

     Del mismo modo se recomienda dosificar la información, ya que en estos momentos existe un exceso de información al que el trabajador está también expuesto.

IV.- Recomendaciones sobre la salud psicosocial de los trabajadores

En cuanto a la salud psicosocial de los trabajadores, el documento del INSST apunta  una de serie de recomendaciones, que podéis encontrar en la publicación del documento completo.

Enlace a la publicación completa del INNS: https://www.insst.es/documents/94886/712882/Riesgos+psicosociales+y+trabajo+a+distancia+por+Covid-19.+Recomendaciones+para+el+empleador.pdf/70cb49b6-6e47-49d1-8f3c-29c36e5a0d0f

 

FUENTE: INNS/ ADADE CENTRAL