Qué es una factura de abono y cuándo debe hacerse

Las facturas de abono suelen emitirse cuando se ha enviado una factura incorrecta y se requiere una rectificación de la misma.

Cuando se cometen errores en realizar una factura, se puede solucionar emitiendo una factura de abono o factura rectificativa. Estas facturas se pueden y se suelen utilizar cuando se ha enviado una factura con algún error a algún cliente, o bien cuando, por ejemplo, este devuelve un bien.

Es importante que cuando se realizan estas facturas, se tiene que indicar claramente que se trata de una factura de abono, además de indicar la numeración específica de este tipo de facturas.

Por lo que hace a la fecha, en las facturas de abono se debe indicar la fecha en la que se hace el abono, además de los datos del cliente y del emisor.

No obstante, en el concepto del importe se debe indicar que se trata de una corrección de la factura y habrá que incluir el número de la factura a la que corresponda.

Por lo que hace al número de la factura a rectificar, se puede incluir tanto en el concepto, como ya hemos indicado, o al inicio o final del documento. 

Además, los importes deberán indicarse en negativo, ya que se trata de una factura de abono. 

Este tipo de facturas deberán emitirse lo antes posible. Aunque la ley no establezca una fecha específica para emitirlas, aconsejamos hacerlo antes de que pasen cuatro años desde que se abonó la factura incorrecta.

FUENTE ADADE CENTRAL