El sector que gestiona estos servicios reivindica su valor en una época en la que cada vez se come de manera más frecuente en el propio centro de trabajo de hecho un reciente estudio de la CEOE y de Aeevcos concluye que la exención de cotización a los vales de comida generaría 14.424 empleos estables en cinco años y llevaría a un aumento de la recaudación adicional para el Estado de 441 millones de euros en el mismo periodo. 
La recuperación de la exención beneficiaría a 280.000 trabajadores, según el informe.
El sector se vio muy afectado en el 2013, cuando se obligó a las empresas a cotizar por el dinero aportado a sus empleados por esta vía, desincentivando su contratación. Desde entonces, la contratación de vales se ha reducido un 3% anual de media: un 5% en las pymes (13% de usuarias totales), un 2% en las firmas de entre 50 y 250 empleados (que contratan el 25%) y solo crece, un 4%, en las grandes compañías, principales usuarias.
Las pymes de restauración sufrieron casi un 10% de cierres de su negocio en bares. El sector con más de 40.000 establecimientos afiliados sirve unos 60 millones de menús al año.
La asociación propone que la exención fiscal se limite a los cheques de comida que se extiendan en forma de tarjetas de crédito y cuyo uso se limite de lunes a viernes.
FUENTE: ADADE CENTRAL
*Para recibir más información, suscribase gratuitamente al boletín de noticias de ADADE/E-CONSULTING