Los sindicatos denuncian las ‘malas artes’ de las empresas de consultoría para pagar menos salario

La laxitud de las categorías profesionales del convenio permite contratar a programadores con sueldos de administrativos

La negociación para renovar el convenio colectivo del sector de la consultoría parece que se atasca cada vez más según transcurren las semanas. Patronal y sindicatos mantienen muy alejadas sus posturas y, aunque han retomado las conversaciones, el anuncio de una huelga el próximo 23 de junio amenaza con paralizar la actividad en un área que unos y otros coinciden en definir como “estratégica para la economía”.

Los sindicatos reprochan a la Asociación de Empresas de Consultoría (AEC) sus intentos por perpetuar unas tablas de categorías profesionales y salarios que no se corresponden con la realidad de esta actividad y por dejar a las empresas libertad absoluta para imponer jornadas laborales de 12 horas. “Gracias a una clasificación profesional absolutamente arbitraria, en la actualidad muchas empresas lo que hacen es contratar a titulados superiores como un programador bajo el epígrafe del área 1, referida a funciones de “soporte técnico y/o administrativo”, que incluye los salarios de partida más bajos”, relata Raúl de la Torre, coordinador del sector TIC Servicios de CC OO.

Los sindicatos explican que de esta forma y, ante la laxitud del convenio, las empresas logran pagar salarios ostensiblemente más bajos de los que les correspondería a estos profesionales por su grado de formación, capacitación y responsabilidad. “Lo hacen sobre todo las empresas que subcontratan determinados trabajos. Se llevan el contrato por precio y luego han de pagar menos si quieren mantener unos márgenes razonables”, describe De la Torre.

Resultados récord

Con las tablas salariales actualmente en vigor, hay una decena de categorías en las que los sueldos están por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI), que el Gobierno ha subido recientemente hasta situar por encima de los 14.000 euros brutos anuales. Y, sin embargo, la retribución de entrada en muchas cadenas de grandes supermercados para las categorías más bajas supera los 20.000 euros brutos al año. Precisamente en ese rango es donde quieren fijar el mínimo de lo que debería cobrar un titulado superior en este sector, en esos 20.000 euros anuales. “Las grandes empresas acaban de presentar resultados récord y sus previsiones a corto y medio plazo son muy positivas”, recuerdan los sindicatos.

La patronal, por su parte, y siempre según CC OO, solo plantea regularizar las categorías que se mantienen por debajo del SMI y llevarlas a poco más de 14.200 euros para el área administrativa y la de gestión de medios y procesos y elevar el sueldo a 14.630 euros anuales en el caso del área de consultoría. “Nos parecen pasos claramente insuficientes”, insiste De la Torre. Los representantes de los trabajadores reclaman un cambio radical de esas tablas y la inclusión de nuevas categorías profesionales como una específica de ciberseguridad.

En este contexto, UGT y CC OO entienden que la patronal no ha cambiado de actitud, por lo que van a mantener el calendario de movilizaciones previsto. Las próximas protestas, aún por determinar las fechas concretas, se centrarán en campañas de difusión de esta precaria situación en redes sociales, primero dirigidas a las empresas del sector, pero también a sus principales clientes. Y a continuación no descartan la convocatoria de paros parciales e incluso una huelga general, el 23 de junio.

La sociedad tiene que saber que no nos podemos permitir seguir siendo el segundo país de Europa que peor paga a los profesionales que, entre otras funciones, desarrollan la digitalización de nuestra economía, aseguran.

REGULAR EL ‘HORARIO DE SERVICIO’

La negociación de un nuevo convenio para el sector de la consultoría lleva atascada ya casi dos años y medio y los sindicatos recuerdan que el que está ahora en vigor ya tardó nueve años en actualizarse, luego no es nuevo, en su opinión, ese interés de la patronal por dilatar las conversaciones.

CC OO acusa a la AEC de pretender precarizar aún más las condiciones de sus plantillas. “Siguen aferrados a la idea de regular el llamado horario de servicio por convenio, permitiendo que puedan obligar a las personas a trabajar de lunes a domingo, sin ningún tipo de compensación adicional, si así lo requieren los clientes, con un simple preaviso de cinco días”. “Modifican sus pretensiones para poder imponer individualmente turnos de hasta 12 horas de trabajo efectivo”, denuncia el sindicato.

FUENTE: CINCO DÍAS