Hacienda rechazará que los autónomos coticen por todos sus ingresos, solo autorizará por los de su actividad profesional

El borrador de la reforma del RETA abría la puerta a que se cotizara por todos los rendimientos. Seguridad Social reformará el texto para evitar la confusión

“La reforma del sistema de autónomos es muy compleja porque tiene muchos condicionantes especiales que hay que tener en cuenta”. Así ha defendido en diversas ocasiones el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que la reforma de RETA se haya retrasado, reformado, reconfigurado y vuelta a cambiar durante los últimos meses y que se esté en la actualidad al límite de las fechas otorgadas por la Unión Europea. Y si encima se elaboran propuestas confusas y que pueden llevar a interpretaciones erróneas y en contra de los intereses de los autónomos, el acuerdo parece imposible.

Este es el caso de lo ocurrido con el último borrador enviado a las asociaciones de autónomos que negocian la reforma con el Ministerio. En él, además del sistema de cuotas y de prestaciones, se detallan también las cotizaciones sobre los rendimientos del trabajo. Y uno de los puntos en discordia tiene que ver con que la Seguridad Social pretende que los autónomos coticen tanto por los rendimientos de su negocio como por los ingresos que obtenga fuera de él -ya sea por dividendos obtenidos en bolsa o ingresos no relacionados con su actividad profesional-, algo que hasta ahora se hace a través del IRPF.

El borrador detalla textualmente que “se tendrán en cuenta la totalidad de los rendimientos netos obtenidos por los referidos trabajadores, durante cada año natural, por sus distintas actividades profesionales o económicas, aunque el desempeño de algunas de ellas no determine su inclusión en el sistema de la Seguridad Social y con independencia de que las realicen a título individual o como socios o integrantes de cualquier tipo de entidad, con o sin personalidad jurídica, siempre y cuando no deban figurar por ellas en alta como trabajadores por cuenta ajena o asimilados a estos”.

Además, en otro de los puntos se incide en que los importes económicos que determinarán las bases de cotización y las cuotas mensuales definitivas serán aplicados sobre los” rendimientos del trabajo, rendimientos del capital mobiliario y rendimientos de actividades económicas obtenidos por cualquiera de los métodos y modalidades de determinación del rendimiento neto de las actividades”.

Según está redactado daría a entender que todos los ingresos que obtenga el autónomo deben quedar consignados con rendimientos cotizables, provengan o no de su actividad profesional. No lo entienden así fuentes gubernamentales, que aseguraron a LA RAZÓN “que hay que recordar que esto es un borrador y que puede sufrir modificaciones”. Las mismas fuentes aseguraron que, en este caso, “los únicos rendimientos que deben computar son los rendimientos del trabajo o los dividendos -en el caso de los autónomos societarios o de la sociedad en cuestión-. Nadie debe de sumar otros ingresos que no tengan que ver directamente con su actividad profesional, ni los que pudiera haber obtenido el autónomo de otras sociedades u entidades”. Por tanto, tampoco estarían incluidos los rendimientos del capital inmobiliario, los incrementos de patrimonio o cualquier otro rendimiento que no guarde relación con la actividad dada de alta en el RETA. Por tanto, los representantes de Seguridad Social reformarán el texto de esos puntos para que no incite a la confusión.

Además, fuentes tributarias confirmaron a este diario que todos los aspectos que están relacionados con temas fiscales deben contar con el visto bueno de Hacienda, “que no aprobará ningún cambio normativo que incida directamente sobre competencias tributarias, tanto si tienen que ver con el IRPF como en Sociedades”, por lo que todo apunta a que el Ministerio que dirige María Jesús Montero ordenará la aclaración y el cambio de los puntos que han causado esta confusión.

Pese a este reconocimiento, el rechazo de las asociaciones es rotundo. La más beligerante volvió a ser ATA, que volvió a remarcar que “es inaceptable que se hable de cotizar sobre todos los rendimientos de un autónomo que no tengan que ver con la actividad económica. es completamente ilógico”, subrayó su presidente, Lorenzo Amor, que entiende que en ese epígrafe se abre la puerta a que “los autónomos vayan a tener que cotizar no solo por los ingresos que reciban de la actividad, sino que también es posible que tengan que cotizar por otros que perciban de alquileres, herencias o acciones”. Amor advirtió a los representantes ministeriales que “vamos a rechazar todos esos apartados. Son una cosa inconcebible”.

Por su parte, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, cree que todavía hay limar algunos puntos, “como en el caso de la cotización por rendimientos del trabajo”, pero quiso recordar que “los borradores están para eso, para cambiar lo que no sea correcto”. Tras varios meses de reuniones, Abad piensa que se está ya en el capítulo final, al que le queda “solo la parte del pincel fino, porque la parte de la brocha gorda ya está hecha”. Abad volvió a reiterar que comparte “la mayor parte” del último borrador porque “ofrece una mayor protección social a los autónomos”.

FUENTE: LA RAZÓN