Este anuncio se produce después de una nueva revisión a la baja del FMI

No hay día en que no se publique una previsión de crecimiento de la economía española. En todos los casos, los datos ofrecidos por los organismos públicos y privados, nacionales e internacionales, tienden a revisar a la baja sus estimaciones de crecimiento para este año y el próximo. Hoy, sin embargo, se ha roto la racha.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado al alza el crecimiento del PIB español en el tercer trimestre desde el 2% al 2,6%. El INE ya lanzó un gran jarro de agua fría en octubre cuando aplicó una reducción de dos puntos porcentuales a los datos del segundo trimestre, que pasaron del 3,1% al 1,1%, si bien finalmente se ha quedado en el 1,2%.

Según reconoce el INE en la nota de prensa difundida hoy, en los datos sobre el segundo trimestre “la mayoría de los indicadores estadísticos sobre la evolución económica reciente ofrecían resultados hasta el segundo mes del mismo (agosto)”. En este comunicado señala que los resultados hoy publicados “incorporan todos los indicadores estadísticos que marcan la evolución económica del tercer trimestre de 2021, cuya información abarca ya, en la inmensa mayoría de los casos, el conjunto del mismo”. “Lógicamente”, concluye, “en el análisis de las revisiones observadas sobre los resultados avanzados se ha de tener presente la dificultad inherente a la medición estadística en un periodo de cambios de coyuntura de la actividad económica tan bruscos como los vividos en los últimos trimestres”.

Crecimiento del 3,4%

El dato del INE presenta un crecimiento de la economía en términos interanuales del 3,4%, más de un punto por debajo de las proyecciones de los principales organismos para el conjunto del año. En la revisión de los datos está jugando un papel clave el consumo de las familias. Los hogares han pasado de aumentar su gasto a un ritmo del 5% intertrimestral a un 1%. Pero antes, en la estimación de octubre, este dato arrojaba una caída del 0,5%. En términos interanuales, las familias han consumido un 2,7% más que el verano de 2020.

La ralentización del consumo se está viendo compensada por la inversión y la aportación del sector exterior. A este respecto, el INE informa que las exportaciones aumentaron un 7,1% entre julio y septiembre en comparación con el trimestre anterior, mientras las importaciones lo hicieron a un ritmo del 2,2%. En esta mejoría tiene mucho que ver el turismo. Las exportaciones de servicios crecen un 42% sobre el año pasado y el gasto de extranjeros en España, el 142%. Así, las exportaciones mejoran un 14,8% en términos interanuales.

Por lo que respecta a la inversión, pasa de caer el 3,2% trimestral a crecer el 1,2%. La inversión de capital fijo (bienes de equipo) crece el 3,7%, pero la inversión en vivienda cae levemente, balance que es similar en términos interanuales (-6,7% la vivienda, +6,1% la inversión). La demanda nacional, en todo caso, crece a un ritmo notablemente inferior al PIB; apenas un 1,1% trimestral. En términos interanuales la demanda doméstica aporta 2,5 puntos al PIB y la exterior, 0,9.

Comercio y hostelería

La previsión conocida hoy desvela que, ligado a la mejora del turismo, el comercio y la hostelería presentan la mejor evolución entre los diferentes sectores de actividad al crecer un 11,8% en el tercer trimestre en comparación con le segundo. La cifra es el mejor dato desde la desescalada en la primavera de 2020 y llega después del pinchazo del segundo trimestre de 2021 (-0,2%). También crecen con fuerza las actividades artísticas y recreativas (9,9%).

La industria y la construcción también aceleran, hasta crecer un 3,1% y un 2%, respectivamente, si bien la agricultura presenta un decremento de la actividad del 4,7%.

Rebaja del FMI

La previsión del INE se produce solo un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajara el crecimiento del PIB español al 4,6% en 2021 y al 5,8% en 2022, un recorte de 1,1 y 0,6 puntos respecto a las últimas previsiones oficiales.

El personal técnico del FMI, que ha visitado España recientemente, ha llegado a unas conclusiones que se van a plasmar en un informe amplio de próxima publicación y que se asemejan mucho a las difundidas por el Banco de España la semana pasada. El supervisor ha reducido del 6,3% al 4,5% su estimación para este año y para 2022, que baja del 5,9% al 5,4%. El Banco de España solo mejora sus proyecciones para 2023, subiéndolas casi dos puntos: del 2% al 3,9%, según recoge en su último informe sobre proyecciones macroeconómicas

En sus resoluciones, los técnicos del FMI reconocen que, después de haberse desplomado un histórico 10,8% en 2020, la economía española «está recuperándose de la profunda recesión causada por la pandemia».

Sin embargo, los expertos del fondo también recuerdan a España que tiene varias tareas pendientes, como la correcta implementación y ejecución de los fondos europeos o el desarrollo de un plan de sostenibilidad fiscal. También piden compensar el gasto extra en pensiones con nuevos ingresos o hacer más atractivos para las empresas los contratos indefinidos, entre otros puntos.

FUENTE:  ECONNOMIST & JURIST