El Consejo General de Economistas aporta cifras concretas sobre el alivio que supone deflactar el impuesto, tal y como propone Feijóo

Deflactar el IRPF, y adaptar también los componentes de este impuesto a la inflación, tiene un notable impacto sobre los contribuyentes. Proporcionalmente, mayor para las rentas medias y bajas y, el ahorro por declarante llega hasta los 470 euros.

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), que es el órgano especializado del Consejo General de Economistas, ha aportado este miércoles estas conclusiones, poniendo así cifras concretas a la medida que el presidente del PP, Alberto Nuñez Feijóo, propondrá al presidente del Gobierno y que ha sido adelantada por EL MUNDO.

En concreto, el REAF apunta que deflactar la tarifa e indexar los componentes del impuesto supondría un alivio de hasta 118 euros para un trabajador soltero y sin hijos que en 2021 tenía un sueldo bruto de 22.000 euros.

Si los ingresos hubiesen sido de 30.000, el ahorro llega a 162 euros, mientras que, si la cifra es de 35.000, cercana por lo tanto a los 40.000 que propone Feijóo, el ahorro es el mismo. En el caso de que el contribuyente hubiese ingresado 50.000 euros, el ahorro sería de 245 euros; para unos ingresos brutos de 80.000 euros el ahorro sería de 400 euros; y para el tramo de 300.000, el beneficio ascendería a 476 euros.

«El beneficio es proporcionalmente mayor para las rentas bajas y medias», ha afirmado Luis del Amo, secretario técnico del REAF y autor de estos cálculos que parte de la base de que la tarifa se deflacta a un 1,5% y a un 3%, esto es, que propone dos escenarios posibles en los se producen subidas salariales por esas cantidades. Asimismo, realiza un ejercicio en el que los componentes del gasto de trabajo y el mínimo, que forman parte del IRPF, sí se actualizan a un 6,5%, que es en lo que se estima que acabará la inflación media.

Para que el impacto y la adaptación del impuesto al IRPF sea total, la posible medida del Gobierno debería incluir las dos actuaciones. Así lo sugiere el propio Del Amo y así lo han apuntado también otros economistas como José Felix Sanz.

NOVEDADES DE LA CAMPAÑA DE LA RENTA

En cuanto a las novedades de la campaña de la renta, que es el marco en el que se ha desarrollado la rueda de prensa, los economistas han recordado que, en las tarifas, tanto la general como la del ahorro, han incrementado los marginales máximos a partir de 300.000 y 200.000 euros, en dos y tres puntos porcentuales, respectivamente.

Como secuelas de la Covid-19 en esta declaración, se permite a los arrendadores que hayan consentido rebajar la renta a inquilinos empresarios, que desarrollen actividades económicas especialmente afectadas por la pandemia en el inmueble arrendado, deducir un extra de gastos.

Y también se vuelve a rebajar, como en 2020, el plazo para deducir los saldos de dudoso cobro de los rendimientos del capital inmobiliario, tal y como informa Europa Press.

FUENTE: EL MUNDO