La ministra de Economía, Nadia Calviño, abre la puerta a ampliar la puerta a ampliar los plazos de carencia de los préstamos con aval público

La presión de los transportistas ha obligado al Gobierno a mover ficha ante el creciente descontento social y el miedo al desabastecimiento generalizado. Además de adelantar a mañana la reunión clave con el Comité Nacional de Transporte por Carretera, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, también ha adelantado este miércoles algunas de las medidas que se incluirán en el Plan Nacional que el Gobierno ultima y que presentará al completo el próximo 29 de enero.

En concreto, este plan de choque incluirá una nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para empresas y autónomos afectados por la pandemia, además de un nuevo aplazamiento en el vencimiento de los préstamos garantizados por el Estado que ya estaban suscritos, muchos de ellos derivados de la pandemia.

Durante su intervención en el Pleno de control al Gobierno, la ministra de Economía también ha explicado que desde el Ejecutivo están trabajando con el Banco de España para analizar también la posibilidad de ampliar los plazos de carencia de los préstamos con aval público.

La medida supondría todo un balón de oxígeno para los sectores más afectados por la actual coyuntura. Muchos de ellos, especialmente las empresas de menor tamaño, ya venían ahogadas por el impacto de la pandemia. Y ahora se encontraban con la difícil situación de tener que amortizar los créditos recibidos hace meses encadenando la crisis sanitaria con la energética.

Fue en marzo de 2020, en pleno estallido del coronavirus, cuando el Gobierno puso en marcha estos avales públicos de hasta 100.000 millones de euros para incentivar el crédito entre las empresas más afectadas por la crisis. El periodo de carencia (cuando solo se paga interés, y no el principal) se amplió de uno a dos años en noviembre de aquel año, con lo que sería a partir ahora cuando correspondería hacer frente a sus obligaciones financieras a aquellos que no lo hubieran hecho ya.

Según datos recopilados por el ICO, a 28 de febrero de 2022, conjuntamente las Líneas de Avales Liquidez e Inversión han desplegado avales por importe de 103.77 millones de euros que han permitido movilizar 136.360 millones de euros en financiación hacia el tejido productivo en 1.156.933 operaciones, de las que más del 98% han sido suscritas por pymes y autónomos

Calviño también ha aprovechado su intervención para explicar que, en el caso concreto de los transportistas, el Gobierno está «trabajando intensamente para darles soluciones eficaces» y que estas «no pasan por una bajada del IVA ni de los impuestos a los carburantes».

En materia energética, Calviño ha reconocido que las medidas adoptadas hasta ahora «no son suficientes» y que ante el alza del gas «la prioridad tiene que ser desacoplar» su precio del mercado mayorista de la electricidad.

FUENTE: LAS PROVINCIAS